El M.N. Adolfo Saavedra comenta (2)

G.M. Bolbochán, Julio – M.N. Saavedra, Adolfo. E51

Caracas, 1978

1.d4 Con el score empatado 1 a 1 y no habiendo conseguido algo significativo con 1.e4 (Aunque terminó ganando la partida), el GM argentino vuelve a sus líneas habituales. 1…Cf6 2.c4 e6 3.Cc3 Ab4 4.e3 0–0 5.Ad3 d5 6.Cf3 (Diagrama)

Esta posición, que se puede llamar normal del sistema Rubinstein, la había tenido muchas veces, y siempre respondí 6.. c5; pero esta vez preferí un camino distinto. 6…Cc6 7.0–0 a6 8.a3 dxc4 Si el negro no desea cambiar su alfil por el caballo de c3, esta intermedia es obligatoria. 9.Axc4 Ad6 10.e4 e5 11.d5 

Y aquí estamos en la posición a la que quería llegar. Ahora lo natural es 11… Ce7 con partida aceptable como en Minev – Trapl, Decin 1976 entre otras, pero… 11…Cd4!? (diagrama)

Este sacrificio de peón es una ingeniosa idea del MI Oscar Quiñones, que, curiosamente no forma parte del acervo teórico, ya que la única vez que se el negro realizó la jugada del texto, el blanco, muy prudentemente, jugó, 12.h3 y la partida fue rápidamente tablas. (Sánchez Silva vs Orestes Rodriguez, La Serena, 1972) A fines de los sesenta, Oscar me había mostrado la línea en una de las tantas sesiones que él generosamente llamaba “de análisis mutuo”, aunque en realidad casi todo el tiempo, él analizaba y yo aprendia.Veamos lo que recuerdo: Lo más natural es aceptar el peón con 12.Cxd4, exd4 13.Dxd4, c5! aprovechando que no se puede capturar al paso porque se pierde la dama. Aquí se vio principalmente la retirada 14.Dd1, entonces 14… b5 15.Ad3, Cg4 (diagrama)

Y el primer jugador puede escoger tres caminos principales: a) 16. f4?, c4 17.Ac2, Ac5 18.Rh1, Cxh2! con ataque feroz. b) 16.g3, Cxh2! 17.Rxh2, Dh4+ 18.Rg1, Ag5. Y tablas por jaque perpetuo lo cual es un éxito teórico para las negras. c) 16.h3, Dh4 y la posición nos trae reminiscencias del gambito Marshall con todos sus riesgos para ambos contrincantes. Conociendo el enorme talento estratégico de Bolbochán, yo tenía que buscar posiciones enredadas de alto contenido táctico y tratar de pescar “a rio revuelto” En este momento “El viejito” (“El viejo” era Najdorf) pensó largo rato y decidió no darme el gusto.  12.Cxe5! (diagrama)

Le pongo signo de admiración aunque no sé sisea mejor que la natural Cxd4, pero el efecto psicológico de destruir de golpe y porrazo, las pretensiones negras fue impresionante. 12…Axe5 13.f4 Cc6 Treinta años después, he puesto esta partida en la computadora, y Fritz11 dio como mejor 13… Ag4 14.Dd3, Cxd5 !!!! (diagrama)

Con igualdad aproximada. Vaya uno a saber… 14.dxc6 En caso de fxe5, el blanco obtenía la pareja de alfiles y un lindo centro, pero el caballo negro de e5 es muy fuerte. 14…Dd4+ Para cambiar damas sin ceder la columna “d” 15.Dxd4 Axd4+ 16.Rh1 Axc3 17.bxc3 Cxe4 18.f5! (diagrama)

Le pongo signo de admiración aunque a Fritz no le gusta. El encierro de mi alfil, no me dejó en paz durante toda la partida. 18…Cd6 19.Ad3 b5 Aunque el peón de c6 es muy peligroso, me deprimía la posición luego de 19.bxc6 y la columna “b” es del blanco. 20.a4 bxa4 21.Aa3 Tb8 22.Ac2 Te8 Si hubiera previsto el resultado del encuentro hubiera jugado 22… Td8 pero era muy pasiva para mi gusto. 23.Axd6 cxd6 24.Axa4 Tb2 25.c7 Tee2 26.Ac6 g6 Esta jugada resultará perdedora Fritz recomienda 26… Rf8 y creo que tiene razón. Pero ese alfil encerrado me estaba carcomiendo las entrañas, y además no vi la jugada 28 del blanco. 27.f6 h5 Y aquí vino la bomba.  28.c4 (diagrama)

Este peoncito de aspecto insignificante decide el juego. Jugadas como ésta, son las que muestran con claridad la diferencia entre un jugador mediano y un verdadero maestro. Los de clase media calculamos variantes, incluso llegamos a anunciar mates en diez jugadas, pero el sentido finísimo de la posición sólo lo tienen los de la “aristocracia”. La explicación es sencilla y magistral, luego de colocar el peón “c” en una casilla que puede ser defendida por su alfil y poder al mismo tiempo defender a dicho alfil, el negro queda sin puntos que atacar. Aquí me dí cuenta de que iba a perder. Sólo quedaba luchar para que el rey blanco quedara confinado en la primera fila. 28…g5 29.h3 g4 30.hxg4 hxg4 31.Rh2 Y nuevamente el blanco se salió con su gusto. Ahora sí ya no hay defensa. 31…Rh7 32.Tab1 Rg6 33.Txb2 Txb2 34.Te1 (diagrama)

¡Que belleza! Bolbochán se da cuenta de que el peón de f6, ya no le es necesario la columna abierta vale más. 34…Rxf6 35.Te8 Af5 36.Ad5 Amenazando Ae6 y coronar. 36…Ad7 37.Tf8 Re7 38.Txf7+ Re8 39.Tg7 (diagrama)


También ganaba la espectacular 39.Ac6, Txg2 y ahora cualquier captura lleva a la salvación de las negras (Invito a los lectores a que lo comprueben como ejercicio. Favor no poner en máquina) pero 40. Rh1!! gana. Y si la jugada intermedia 39… g3+ para impedir que el rey pueda ir a h1, entonces 40.Rxg3, Txg2 41.Rxg2, Axc6 42.Rf2! y el rey blanco entra en el “cuadrado” del peón “a” con fácil triunfo como se puede comprobar. Sin embargo, con muy poco tiempo en el reloj (menos de 3 minutos para 2 jugadas ya que el control era en la jugada 40) mi amigo y rival eligió la más seguro. Es más, apenas terminada la partida durante el análisis, le mostré la variante y le pregunté su opinión. Él simplemente se sonrió y me dijo: “Vos sos la “maquinita” de calcular, a mí déjame con mi estilo” Aquí fiel a mi costumbre de no abandonar una jugada antes del control de tiempo cuando mi rival tuviera poco, hice una jugada más. 39…Ac8 Y por supuesto siguió. 40.Ac6+ (diagrama)

Superado el control, era el momento correcto de deponer las armas y así lo hice. En efecto, la victoria se consigue de manera muy sencilla. Veamos: 40… Rf8 41.Td7!, Tb6 42.Td8, Re7 43.Ad5 y no se puede salvar el alfil, ya que si 43… Af5 ó 43… Ad7 44.Tb8! y “mate a la torre”. Las tres partidas restantes terminaron en tablas, y el GM ganó el match 3.5 a 2.5 Analizar una y otra vez esta partida me fue de gran provecho, y me permito recomendar a mis amigos que analicen sus derrotas con más interés aún que sus victorias.

Hasta la próxima.
M.N. Adolfo Saavedra

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *