El M.N. Adolfo Saavedra comenta (3)

En el artículo anterior, presenté una partida de mucha complejidad estratégica, dedicada principalmente a los lectores más experimentados.

 Hoy veremos dos partidas de corte más ligero, “aptas para todo público”. Ambas se jugaron en Caracas en 1982 durante el torneo “Día del Trabajador” que constaba de minimatches de a 2 partidas para ir pasando a la siguiente ronda, como años después se utilizó pra los campeonatos de la FIDE.

Carretero, Sandalio – Adolfo Saavedra (C44) Caracas, 1982

 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.c3 Siendo la segunda partida y necesitando ganar para emparejar el match, el aficionado español opta por la poco utilizada apertura Ponziani. Esta línea tiene la intención de formar un poderoso centro luego de d4, pero obstruye la casilla natural del caballo dama. 3…d5 Esto me gusta más que. 3…Cf6 4.d4 d6 como jugó Petrosian contra Tolusch en …. aunque el negro ganó una partida formidable. En fin es cuestión de estilos. 4.Ab5 Muy malo sería 4.exd5, Dxd5 y la dama negra se enseñorea en el centro del tablero. 4…dxe4 5.Cxe5 Dd5 6.Da4 Cge7 7.Cxc6 (diagrama)

El desconocimiento de la posición se hace sentir. Aquí, la única jugada considerada por la teoría es 7.f4 a lo que puede seguir 7…Ad7 8.Cxd7, Rxd7 (a lo Bronstein) y el juego es muy complejo. La del texto reduce la presión del blanco sobre c6 y lleva al cambio de sus figuras desarrolladas. 7…Cxc6 8.Axc6+ bxc6 9.0–0 Aquí, el veterano conductor de las blancas cambia el curso de la partida que algunos meses antes me había jugado su amigo y compatriota Pedro Pujol, quien propicio el cambio de damas con 9.Dd4 y pereció rápidamente por asfixia. 9…Ad6 10.Te1 (diagrama)

 

Esta era la idea del primer jugador, propiciar la estirada 10…f5 para no perder el peón “e”. Sin embargo… 10…0–0 El sacrificio del peón pondrá de manifiesto la falta de desarrollo blanco. 11.Dxe4 Dh5 12.h3 La jugada 12.g3 hubiera permitido un esquema tipo Marshall ventajoso para las negras. 12…Ad7 Ahora se amenaza ganar de inmediato con 13…Tae8 13.Te3 Tae8 14.Dc2 f5 El segundo jugador desarrolla su única pieza ociosa sin moverla. En efecto al avanzar el peón “f”, se agranda el panorama de la torre rey. 15.d4 f4 (diagrama)

 

En este momento, Carretero cogió rápidamente la torre y … la dejó en el aire. Cuando la tuvó en la mano se dio cuenta que su proyectada Tf3 llevaría al mate, luego de: 16…Te1, 17.Rh2, Axh3¡ 18.Txh3, f3 19.g3, Th1¡, etc. Así que, sólo queda… 16.Te5 f3 También era posible ganar la calidad, pero en esa posición, me pareció muy poco. 17.Cd2 El jugador hispano opta por una defensa modesta. Es evidente que la dama no se puede captura por el mate en e1, pero 17.Af4 hubiera requerido de una refutación precisa. Como ejercicio, traten de encontrarla por su cuenta. (ver diagrama)

 

Si la encontraron ¡Felicitaciones! veamos la respuesta 17… Txf4 18. Txh5, Te1 19. Rh2, Tf5! (Mucho cuidado de colocarla en h4) 20. g3, Txh5 y el mate es inevitable. 17…Txe5 18.dxe5 Dxe5 19.Cxf3 A cualquier otra, se destruía el refugio del rey blanco gratis. 19…Txf3 20.gxf3 (diagrama)
 

Y aquí el negro pudo anunciar mate forzado en 9 jugadas. Así lo hubiera hecho si estuviéramos en los primeros años del siglo XX. En la posguerra ya se consideró una descortesía y en la actualidad está simplemente prohibido. 20…De1+ 21.Rg2 Axh3+ 22.Rxh3 Dh1+ 23.Rg4 Dg2+ 24.Rh4 (diagrama)
 

 Si. 24.Rh5 g6+ 25.Dxg6+ hxg6+ 26.Rh4 Ae7+ 27.Ag5 Axg5 Mate. 24…Ae7+ 25.Ag5 Axg5+ 26.Rh5 Dxf3+ 27.Rxg5 h6+ 28.Rh4 g5 Mate. (diagrama)
 

 Con esta victoria pase a la siguiente ronda. 0–1

Saavedra, A – Ossandón, V [C63] Caracas, 1982

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 f5 Al igual que en la partida anteriormente comentada, está era la segunda del minimatch, y el jugador chileno estaba obligado a ganar a toda costa. Por eso juega la interesante línea del texto llamada gámbito Janisch (o Schliemann por lo más antiguo) que lleva a juegos muy agudos. 4.d4 La respuesta de más compromiso. La jugada posicional es 4. Cc3. Es curioso que en la actualidad, los GM de élite estén prefiriendo la modesta 4. d3 que antes era jugada sólo por los que tenían mucho miedo al rival. Sin embargo, si vemos jugando así a Anand y Topalov, por algo será. 4…fxe4 5.Cxe5 Cxe5 6.dxe5 c6 7.Cc3 (diagrama)

 

Este sacrificio de alfil se hace para no perder el peón “e” luego del jaque en a5, que algunos teóricos juzgan aceptable, pero que a mí jamás me ha gustado. 7…cxb5 8.Cxe4 d5 De acuerdo a la teoría, el segundo jugador devuelve algo de material sobrante para evitar la asfixia. 9.exd6 Cf6 10.Dd4 Cxe4 11.Dxe4+ Rf7 12.Dd5+ Es muy probable que el jugador mapochino esperara la línea de moda 12. Af4, De8 13. Ae5, Axd6 14. Dd5, De6 15. Dxd6, Dxd6 16. Axd6, Te8. Las negras devuelven la pieza y quedan con un peón de menos, pero sus fuerzas se tornan muy ágiles. Precisamente así había jugado con negras un par de años antes contra el experto venezolano Carlos De Francisco y logré una seria presión que terminó confundiéndolo. La del texto es más de mi gusto. 12…Ae6 13.Dxb7+ Rg6 (diagrama)

Unos meses después, el GM norteamericano William Lombardy jugó 13… Rg8 contra Dennis Verduga pero quedó inferior. La del texto, aunque arriesgada concuerda más con las necesidades de mi rival. 14.h4 Axd6 15.h5+ Rf6 Si esta partida se hubiera jugado en un torneo “normal” hubiera movido 16. Df3, Af5 17. g4 recuperando la pieza y ganando un peón, pero dadas las condiciones del encuentro y necesitando sólo medio punto, me sedujo la idea de lograr un empate espectacular. 16.Ag5+ Rxg5 17.Dxg7+ Rf4 18.g3+ (diagrama)

Aquí 18… Rf5 19. g4+, Rf4 20. Dd4 lleva a las tablas. Si 18… Re4, las piezas negras son muchas, pero lejos de su rey. Por supuesto que Ossandón vio el jaque perpetuo, y decidió eludirlo, tendiendo de paso una celada. 18…Rf3 19.Db7+ Rg4 20.De4+ Rg5 Esta es la celada mencionada. si ahora la dama blanca captura el alfil de e6, quedara clavada en la misma columna que su rey. Sin embargo: 21.Dxe6 Te8 (diagrama)

Aquí contra la intermedia 21… Axg3 calculé 24. Tg1, Te8 25. Txg3 y jaque perpetuo. 22.f4+ Axf4 23.gxf4+ Rxf4 24.0–0+ Esta bonita jugada era la clave de la maniobra blanca. Sin embargo, por jugar a la belleza, omití que varias jugadas antes, el blanco tenía un ataque ganador con (ver diagrama) 19. O-O-O !

 

(en vez de 19. Db7) y se repite la misma evaluación que para 18… Re4. El negro no tiene tiempo de defender su rey. 24…Rg5 25.Df5+ Rh6 26.Tad1 (ver diagrama)

Más precisa parece 16… Tae1, pero la diferencia no es muy grande. El juego debería terminar en tablas luego de 26… Tg8 27. Rh2, Dh4 28. Dh3, Dxh3 seguido de Tg5. Buscando el punto completeo, Ossandón trata de mantenerse en el medio juego. 26…Db6+ 27.Rh1 Mejor era 27. Rh2 y el primer jugador debe ganar. La del texto, permite 27… Tf8 y endurecer la defensa. Por supuesto que el empate le basta al blanco para ganar el match, pero siempre debe tratarse de jugar los más preciso. 27…De6 Perdiendo la oportunidad y llegando rápidamente a una posición sin esperanza. 28.Df4+ (diagrama)

Teniendo ataque de mate, no se debe jugar un final. 28…Rg7 29.Td7+ La torre no se puede tomar por Df6 seguido de Tg1. Y si 29… Rh8 30. Dd4, De5 30. Dd4, De5 31. Tf8! 29…Te7 30.Dg5+ Rh8 31.Txe7 Dh3+ 32.Rg1 Tg8 Segunda clavada. 33.Tf8 (diagrama)

Segunda desclavada y punto final. Estas partidas, de tono alegre, resultan más entretenidas aunque menos instructivas, así que les pido que escriban comunicando sus preferencias. Para el próximo número voy a analizar una partida larga difícil, predominantemente técnica, que estoy seguro será provechosa para los más estudiosos, pero que a otros tal vez pueda aburrirlos. Ojala no sea así. Hasta pronto. 1–0

M.N. Adolfo Saavedra

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *