El M.N. Adolfo Saavedra comenta (4)

El M.N. Adolfo Saavedra nos comenta su partida que jugó contra Pedro Malvaceda, por los Cuartos de Final del Campeonato Nacional de Ajedrez disputado en Lima en 1988.

La partida se desarrolla en una Defensa Grunfeld con colores cambiados, donde apreciaremos un final de torres, que desemboca a un interesante final de peones; ambos finales son muy instructivos.
Coincidimos con el Maestro Saavedra cuando afirma que repasar este final varias veces nos ayudará a obtener varios puntos en nuestros próximos torneos.

Saavedra, Adolfo – Malvaceda, Pedro [A07]
Cuartos de final del Campeonato Nacional Lima Perú, 1988

1.Cf3 Cf6 2.g3 d5 3.Ag2 c5 4.0–0 Cc6 5.d4 De esta manera se ha plantado una Defensa Grunfeld con colores invertidos y, por supuesto, un tiempo de mas. 5…cxd4 La otra forma de jugar, más posicional, es 5… e6, y lo más probable es que se desemboque en una Apertura Catalana. La del texto es más ambiciosa y arriesgada, pues acepta jugar una línea teórica con tiempo menos. 6.Cxd4 e5 7.Cxc6 bxc6 8.c4 El contrajuego típico frente a un centro de peones. 8…Ae7 9.Cc3 Ab7?! (diagrama)

 

Esto no me gusta. Es evidente que se debe defender el peón “d”, pero la ubicación natural del alfil es en e6, como me jugó 19 años más tarde el MF Jorge Soto. 10.cxd5 cxd5 11.Ag5! Esto obliga a debilitar el escaque d5, ya que no hay otra forma de defender el peón “d” 11…e4 12.Da4+ Para conectar la torre. 12…Dd7 13.Dxd7+ Aquí pensé mucho rato pues también era factible Tfd1 con bastantes complicaciones. Finalmente me decidí por lo más sencillo. 13…Cxd7 14.Ae3 0–0 15.Tfd1 Cf6 16.Tac1 Tfc8 17.Ah3 (diagrama)

Aquí se ve porqué el afil negro debería estar en e6 como jugó el maestro Soto. En dicha partida mi alfil quedo confinado en g2, mientras que ahora ocupa una poderosa diagonal. 17…Tc6 18.Cb5 a6 19.Cc7 Más sencilla y mejor era la elemental 18.Cd4 con clara superiodidad posicional. Pero aquí me dejé llevar por un fantasma como veremos a continuación. 19…Td8 20.Txc6 Axc6 21.Tc1 Ab7 Y en este momento, me di cuenta que mi proyectada 21.Ce6, fxe6 22.Tc7 no era buena por 22…Rf8 23.Txb7, d4! y el negro toma la iniciativa.

Afortunadamente, la posición blanca es tan buena que el arrepentimiento todavía es válido. 22.Ad4! Ahora sí se amenaza 22.Ce6 22…Cd7 23.Tc3 Cambiando de el objetivo de ataque. 23…Cb8 24.Tb3 Cc6 También era posible 23…Ac6, pero ambos rivales están buscando lo mismo. 25.Txb7 Cxd4 26.Cxd5 Cxe2+ 27.Rf1 Txd5 28.Txe7 Rf8 29.Txe4 Cc1(diagrama)

 

El blanco ha ganado un peón pero las figuras negras se han vuelto muy activas. 30.a4 Td1+ 31.Rg2 Td2 32.b4 Cd3 33.Ad7 Txf2+ 34.Rg1 g6 35.b5 (diagrama)

 

Este es un momento clave de la partida. Ahora Malvaceda debió jugar 34…axb5 35.Axb5, Td2 después de lo cual, el primer jugador, con alfil contra caballo y un peón alejado, tendría una clara ventaja, pero no sé si sea decisiva. En cambio luego de… 35…Td2? Se llegará a un final de torres perdedor. 36.bxa6 Td1+ 37.Rg2 Ce1+ 38.Txe1 Txd7 Es claro que la torre no puede ser capturada por la coronación del peón. 39.Tb1! (diagrama)

Esta jugada es ganadora. En cambio la plausible 38.Te5 hubiera sido insuficiente por 38…Ta7 39.Ta5 y el rey negro llega a tiempo. 39…Rg7! Tanto 38…Ta7? como 38… Re8?? perdían mucho más fácil. 40.Rf3! Cada tiempo es vital. 40…Td6 41.a7 Ta6 42.Tb7 Txa4 Si el negro hubiera jugado de otra forma, el rey blanco hubiera pasado a la quinta fila con fácil triunfo.

Ahora tendrá que acercarse primero a la torre negra. 43.Re3 Rf6 Esta lenta maniobra del rey negro para avanzar sus peones es necesaria. Nótese la importancia de la torre blanca en la sétima fila. 44.Rd3 Re6 45.Rc3 f5 (diagrama)

Malvaceda encuentra un plan excelente. Cuenta los tiempos con precisión y advierte que si trata de salvar su peón “h” llegará tarde, así que lo sacrifica para acelerar su único contrajuego, y de paso obliga al rival a jugar con exactitud. 46.Rb3! Si 45.Txh7?, g5! y el peón “f” avanza demasiado rápido. Les recomiendo seguir los análisis por su cuenta. 46…Ta1 47.Rc4 Esto o Rb4 es igual. 47…g5 (diagrama)

En la jugada anterior dijimos que Rc4 ó Rb4 era igual. Ahora tenemos que avanzar a quinta fila. ¿Da lo mismo 45.Rc5 o Rb5? No. 45.Rc5? es respondido con 45…f4 y si contamos los tiempos, veremos que la partida es tablas. 48.Rb5! Ahora no se puede 45…f4 por 46.Tb6 seguido de Ta6. Así que hay que perder el tiempo con el rey. 48…Re5 49.Rb6 f4 50.gxf4+ gxf4 51.Tb8 f3 52.a8D Txa8 53.Txa8 Re4 54.Tf8! (diagrama)

Esta es la forma correcta de detener el peón. Si 51.Ta1, f2! y el negro se salva. 54…Re3 55.Rc5 f2 Y estamos en el momento más importante del final. Sólo gana una jugada. Procuren encontrarla. (diagrama)

 

56.h4! Ojo. 56.Rd5 y tablas. La explicación se verá luego. 56…Re2 57.h5 Esto o 57.Rd4 son iguales. 57…f1D 58.Txf1 Rxf1 59.Rd4! Esto o 59.h6 ganan. 59…Re2! La mejor. 60.h6! Unica para ganar. 60…Rf3 61.Re5 Rg4 62.Rf6 Rh5 63.Rg7 (diagrama)

 

Y las negras se rindieron. Veamos la explicación ofrecida. Supongamos que la jugada 59 de las blancas hubiera sido Rd5 en vez de Rd4. El negro respondía 59…Re2! 60.h6, Rd3!! La mágica geometría del tablero. La línea recta no es necesariamente la distancia más corta entre dos puntos. 61.Re5, Rc4! 62.Rf6, Rd5 63.Rg7, Re6 64.Rxh7, Rf7! 65.Rh8, Rg6 66.h7, Rf7! y tablas por ahogo.

Les recomiendo revisar este final varias veces hasta que se capten las ideas.

Les aseguro que les reportará varios puntos más en sus próximos torneos. Hasta pronto. 1–0

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *